Sobre mí

Mi nombre es Marina, nací el 18 de septiembre de1971.

Creatividad y espontaneidad son, junto al humor, humanidad y comunicación, lo que más valoro.

Estudié Fotografía Artística y Publicitaria y Cerámica Artística en la Escuela de Artes Aplicadas de Sevilla.

Durante años, he realizado talleres en Centro Andaluz de Teatro, Proexdra, Divertimenti, relacionados con pedagogía teatral y musical, danza, ortofonía, escritura, que me han proporcionado habilidades sociales y pedagógicas, para más tarde, impartir talleres creativos, destinados a la infancia, asociaciones y mujeres.

En los últimos años, la satisfacción de aprender diferentes técnicas creativas (pintura en seda, fieltrado, papel maché, encuadernación, cosmética y fabricación de jabón, polímeros, resinas) me acercaron a crear piezas artesanales únicas, y desde aquí, la producción ha sido continua.

He avanzando en conocimientos, imprimiendo en cada pieza un sello personal, fácilmente identificable.

Mi forma de expresar es espontánea, directa y transparente.

Como propósito, trasmitir emociones. Mi pasión es amar y aprender, por suerte, puedo conjugar

los dos verbos, me considero una persona creativa y feliz. Ha nacido esta página, donde hacer un reflejo de mi forma de vivir y sentir, un lugar donde exponer, compartir, expresar.

Mi receta para crear: perder el miedo, darnos libertad, investigar materiales, ser observadora, captar en los objetos las diferentes posibilidades, sin limitarnos en para qué fueron creados, ni qué hicieron otras personas con ese material.

Sentir libertad para tomar nuevos caminos, ensuciar, perder, mezclar, independizándonos del control que ejerce sobre nosotros lo preconcebido. Guiarnos por nuestra intuición estética y expresar, que nada se quede guardado.

Ensayo + error = producto creativo.

Fotografía

Fotografía

La fotografía es mi base creativa, con ella, la observación, el sentido más desarrollado.

Al trabajar con la cámara, aprendo a ser resolutiva, captar el instante justo, que simbolice el momento vivido.

En artesanía, el momento importante lo crea el artesano, dando forma, con paciencia y tiempo; desde mi manera de trabajar la fotografía, el tiempo es ya, es acción, es un instante irrepetible.

Es ahora o nunca.

Obtengo recompensa al llegar tarde, fallar en el disparo, un error técnico, ahí encuentro un trabajo valioso, lo que no da la técnica.

Sin miedo a la imperfección, porque forma parte de nuestra naturaleza.
Ser sólo técnica, significa no cometer error, no me permite la creatividad; me posiciono en el lado creativo, donde dejar que los errores me lleven a encontrar soluciones y caminos nuevos.

Reconocernos en el futuro, aprender de nuestro pasado, observando quiénes éramos.

Apreciar momentos  vividos. Imágenes para volver a ser felices recordando momentos, refrescados por la fotografía.
La fotografía supone para mí, el símbolo por el que reconocemos que hemos vivido.

La fotografía desarrolla la comunicación.Una forma más de interactuar, comunicar, sentir, sin importar el lado de la cámara donde te encuentras.